June 17, 2012

Ultimate Fantastic Four Volume 1 - Brian M Bendis & Mark Millar

It’s often said that the 90s was a not a good decade for Marvel Comics (or DC Comics or comics in general), however, the first decade of the 21st century was especially auspicious for the House of Ideas, and it was mostly thanks to two writers: Brian Michael Bendis (with his critically acclaimed Ultimate Spider-Man and Daredevil) and Mark Millar (with his celebrated run in Ultimates and other more recent titles such as Kick-Ass).

So obviously, it made a lot of sense to have both of them working together, and the result was Ultimate Fantastic Four. Back then, the Ultimate line had some of the best superhero comics produced by either Marvel, DC or any other publisher. And Millar and Bendis proved to be at the top of their game with this reinterpretation of Marvel’s premiere superhero family.

It all starts when Reed Richards is a nerdy kid constantly bullied by his classmates. In fact, in the opening scenes of issue # 1 a group of boys put Reed’s head inside a toilet, in the school’s bathroom. He’s defended by his best -and only- friend, Ben Grimm.

However, what is most shocking about Reed’s life is his relationship with his father, a man of limited intellect and a certain tendency towards aggressive behavior. Reed can cope with the fact that he’s constantly tormented by his peers, but what really tears him apart is the feeling of not being loved by his own progenitor.
Reed Richards & Victor Von Doom

Of course, even at a young age, Reed Richards was already a genius, and his frequent tampering with the electronic devices of the house makes his father lose all patience. So when the government shows up and promises to help Reed channelize all his inventiveness, his father is quite glad of getting rid of him.

The years pass, and Reed Richards is no longer a child. As a teenager, he’s arguably the world’s leading scientific mind. And under the guidance of Doctor Storm, he intends to break the dimensional barrier between our dimension and the negative dimension. Reed spends years in a government facility with other precocious geniuses, but the only teen that can rival against him intellectually is no other than Victor Von Doom, his future nemesis.

The dynamics between the two youngsters is intense. In this scenario, Reed is no longer the victim of physical humiliation, but he’s still mistreated by Doom’s coldness and uncooperativeness. There are tense moments in which the two boys fight about calculations and scientific procedures, but in the end, Reed manages to convince Doom that everything would be better if they work together.

And so, a few years later, everything is ready for Reed’s greatest breakthrough. Doctor Storm’s children –Sue and Johnny- are present in this historic moment. In the original story, written by Stan Lee almost half a century ago, Reed Richards, Ben Grimm, Sue Storm and Johnny Storm travel in a space ship and obtain fantastic abilities thanks to cosmic rays. Here, however, Doom alters Reed’s equation and as a result, instead of opening a stable portal to the negative zone, they enter into another dimension and return to Earth, and due to the negative radiation they suffer an irreversible genetic change.
The transformation / la transformación

The body of Reed Richards turns into a malleable object, almost as fluid as water; Ben Grimm turns into a creature as thick as rock; Sue Storm becomes as invisible as the air; and Johnny Storm, ever the hothead, experiments an spontaneous combustion, thus bringing fire -the last of the four basic elements- into the game.

For many writers, the Fantastic Four are not only the quintessential family, but also an allegory of the four basic elements; after all, family means union, and according to the Pre-Socratic philosophers, everything that exists in our world is a combination of earth, fire, water, and air. John Byrne, in one of his earliest issues, also suggested this by facing Mr. Fantastic, the Thing, the Invisible Woman and the Human Torch against four monsters that were, quite literally, the representations of earth, fire, water and air. Grant Morrison also built upon this interpretation with his innovative miniseries Fantastic Four 1-2-3-4. And through the years many other writers explored this theme.

Millar and Bendis go further, though, by undermining the classical familial structure that has been the most recognizable feature of the Fantastic Four. Together, they are still the combination of everything that exists in the planet, but they’re not a family, they’re too young for that. And this doubles the amount of inner conflicts because if the original Fantastic Four had to suffer to adapt to their new powers, these Ultimate Fantastic Four must also struggle with the presence -or absence- of parental figures. Reed tries to do everything he can to win his father’s heart, sending him expensive gifts with the money he earns by working for the government, but nothing seems to work. At the same time, Doom’s admiration for the future -villainous- Mole Man is not unlike the relationship between a father and his son.

I think Adam Kubert does some of his best work in these pages. I particularly enjoyed the first panels in which we get to see the transformed bodies of our protagonists, and the little details such as the lizard, the spider or the rat moving around them. The action scenes are also great, and some of the double page spreads are very good. I loved volume one, and I’d like to read volume two, so whenever I find the time to do so, I’ll probably review it here.
____________________________________________
Johnny Storm

Se dice a menudo que los 90 no fueron una buena década para Marvel Comics (ni para DC Comics ni para los cómics en general), sin embargo, la primera década del siglo XXI fue especialmente auspiciosa para la Casa de las Ideas, y sucedió así principalmente gracias a dos escritores: Brian Michael Bendis (con su "Ultimate Spider-Man" y su "Daredevil" aclamados por la crítica) y Mark Millar (con sus celebradas etapas en "Ultimates" y otros títulos más recientes como Kick-Ass).

Así que, obviamente, tenía sentido juntar a ambos autores y el resultado fue "Ultimate Fantastic Four". En ese entonces, la línea Ultimate tenía algunos de los mejores cómics de súper-héroes tanto de Marvel como de DC, o cualquier otra editorial. Y Millar y Bendis demostraron estar en su mejor momento reinterpretando a la primera familia heroica de Marvel.

Todo empieza cuando Reed Richards es un chico nerd constantemente abusado por sus compañeros de clase. De hecho, en las escenas iniciales del # 1, un grupo de chiquillos mete a Reed de cabeza al retrete, en el baño del colegio. Lo defiende su mejor -y único- amigo, Ben Grimm.
the young Human Torch / el joven Antorcha Humana

Sin embargo, lo más terrible de la vida de Reed es su relación con su padre, un hombre de intelecto limitado y una cierta tendencia hacia el comportamiento agresivo. Reed puede soportar el hecho de ser constantemente atormentado en el colegio, pero lo que realmente destroza su vida es el sentimiento de no ser querido por su propio progenitor.

Por supuesto, incluso a una temprana edad, Reed Richards ya era un genio, y sus frecuentes experimentos con los electrodomésticos hogareños hacen que su padre pierda toda su paciencia. Así que cuando el gobierno aparece y promete ayudar a Reed a canalizar toda su curiosidad científica, su padre se alegra de deshacerse de él.

Los años pasan, y Reed ya no es un niño. Como adolescente, es una de las mejores mentes científicas del mundo. Y bajo el tutelaje del doctor Storm, intenta romper la barrera dimensional entre nuestra dimensión y la dimensión negativa. Pasa años en una instalación del gobierno con otros genios precoces, pero el único adolescente que puede rivalizar con él intelectualmente es Victor Von Doom, su futuro némesis.

La dinámica entre los dos jóvenes es intensa. En este escenario, Reed ya no es víctima de la humillación física, pero aun así es maltratado por la frialdad y el desprecio de Doom. Hay momentos tensos cuando los dos muchachos pelean a causa de procedimientos científicos y cálculos, pero al final, Reed se las arregla para convencer a Doom de que todo sería mejor si trabajan juntos.

Y así, algunos años después, todo está listo para el más grande descubrimiento de Reed. Los hijos del doctor Storm -Sue y Johnny- están presentes en este histórico momento. En la historia original, escrita por Stan Lee hace casi un siglo, Reed Richards, Ben Grimm, Sue Storm y Johnny Storm viajan en una nave espacial y obtienen habilidades fantásticas gracias a los rayos cósmicos. Aquí, sin embargo, Doom altera la ecuación de Reed y como resultado, en lugar de abrir un portal estable a la zona negativa, ellos entran a otra dimensión y regresan a la Tierra, y a causa de la radiación negativa sufren un irreversible cambio genético.
Before the battle / antes de la batalla

El cuerpo de Reed Richards se convierte en un objeto maleable, casi tan fluido como el agua; Ben Grimm  se convierte en una criatura tan dura como la roca; Sue Storm se hace tan invisible como el aire; y el acalorado Johnny Storm experimenta una combustión espontánea, aportando de este modo el fuego -el último de los cuatro elementos básicos.

Para muchos escritores los Cuatro Fantásticos no son sólo la quintaesencia de la familia, sino también una alegoría de los cuatro elementos básicos; después de todo, familia significa unión, y de acuerdo a los filósofos pre-Socráticos, todo lo que existe en nuestro mundo es una combinación de tierra, fuego, agua y aire. John Byrne, en uno de sus primeros números, también sugirió esto al enfrentar a Mr. Fantástico, la Cosa, la Mujer Invisible y la Antorcha Humana contra cuatro monstruos que eran, literalmente, representaciones de la tierra, el fuego, el agua y el aire. Grant Morrison también exploró esta temática con su innovadora miniserie “Fantastic Four 1-2-3-4”. Y a través de los años muchos otros escritores han continuado en esta ruta.

Aunque Millar y Bendis van más lejos al subvertir la estructura familiar clásica que ha sido el rasgo más reconocible de los Cuatro Fantásticos. Juntos siguen siendo la combinación de todo lo que existe en el planeta, pero no son una familia, son demasiado jóvenes para ello. Y esto duplica la cantidad de conflictos internos porque si los Cuatro Fantásticos originales tuvieron que sufrir para adaptarse a sus nuevos poderes, estos nuevos Cuatro Fantásticos también deben luchar con la presencia -o ausencia- de figuras paternas. Reed intenta ganar el corazón de su padre por todos los medios posibles, enviándole regalos costosos, pero nada parece funcionar. Al mismo tiempo, la admiración de Doom por el futuro -y villanesco- Hombre Topo no se desliga por completo de una figura padre-hijo.

Creo que Adam Kubert hace uno de sus mejores trabajos en estas páginas. He disfrutado particularmente con los primeros paneles en los que vemos los cuerpos transformados de nuestros protagonistas, y los pequeños detalles como la lagartija, la araña o la rata que se mueven a su alrededor. Las escenas de acción son grandiosas y algunas de las páginas dobles son muy buenas. Me encantó el primer volumen y apenas tenga tiempo para leer el segundo también le dedicaré un post.

10 comments:

  1. No soy mucho de Bendis, Aunque su ultimate spiderman es el mejor spiderman que se a escrito en los ultimos 10 años, Millar ya es calidad (a veces muy buena y a veces muy mala), Adam Kubert, en lo general no me gusta, me parece un estilo que va mucho a lo manga y a veces (junto con su hermano) me parece una version de jim lee, pero mas animada ¿ a cual kubert (no vuenta el padre) prefieres?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ultimate Spider-Man sin duda es de lo mejor que se ha hecho con el personaje en la última década, aunque no sé si actualmente siga manteniendo el nivel de calidad. Este primer volumen de Ultimate Fantastic Four me ha gustado bastante, aunque claro, Adam Kubert no es precisamente mi dibujante favorito. Entre él y Andy, me quedaría con Andy.

      Delete
  2. A mi me encantó Ult.FF vol.1 aunque creo que la serie empieza a caer cuando se va Millar...se que seguía leyendo por amor a los personajes, pero no mantenía el mismo ritmo.
    Sin embargo, Millar regresa para unos 10 o 15 números más adelante, y fue de lo mejor que leí en esta franquicia.
    Y respecto a Ultimate Spider-Man, también me paso lo mismo, ya para el número 50 la serie perdio mi interés, pero regrese para la saga del clon, volví a dejarla luego, regrese para el relaunch y me quede hasta la muerte de Peter. Y debo decir, que el nuevo Spider-Man, Miles Morales, es un buen personaje, y definitivamente la serie ha ganado un montón desde su aparición, todo se vuelve a sentir nuevo y Bendis parece que tiene un nuevo amor por la serie que no se sentía por un buen tiempo.

    Sí, tal como escribí en mi blog, no puedo cansarme de recomendar los nuevos volúmenes de Ultimate Spidey, échale un vistazo, me encantaría leer un review tuyo.

    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Así pasa muchas veces, una colección empieza muy bien y luego decae poco a poco.

      De Ultimate Spider-Man sólo he leído números sueltos (que me han gustado bastante) pero hasta ahora no he comprado todavía el primer trade, queda pendiente y seguramente me lo auto-regalaré para mi cumpleaños el próximo mes. Cuando lo lea, sin duda escribiré una reseña al respecto.

      Delete
  3. Realmente me gusta el trabajo de Adam Kubert. Me agrada como a veces pareciera jugar con su estilo para dar más vida a las páginas. Y Johnny se ve muy bien aquí (lo contrario de como se veía antes de su muerte en el MU normal, donde tenía brazos de luchador y estaba lleno de vello).

    Nunca leí comics de Ultimate, porque ya tenía bastante con lo que me gastaba con los comics normales como para empezar a comprar otros. Me imagino que algunas historias buenas habria en ellos...

    ReplyDelete
    Replies
    1. Bueno, creo que el Johnny Storm de Adam Kubert se ve muy bien (no en vano le he dedicado casi la mitad de las imágenes que he colocado en el post).

      Definitivamente hay muy buenas historias en el universo Ultimate, o al menos, me parece a mí, lo mejor se concentra en lo que se publicó hace ya varios años, cuando esta línea recién empezaba a consolidarse.

      Delete
    2. Es esa mezcla de atlético, delgado y juvenil que debe tener. Incluso si ahora ya está en sus treintas en el MU, inflarlo como luchador no es la mejor opción, en mi opinión. Y de repente está todo peludo, también. No me agrada.

      Reed es el peludo, pero los genes Storm deberían venir lampiños (para salvar a Franklin de los genes Richards, jejeje).

      Delete
    3. Efectivamente, por más que Johnny Storm ya no sea un chico de colegio, no deberían hacer que se vea más viejo.

      Muy divertida la observación sobre los genes, habrá que ver cómo queda Franklin. En Days of Future Past, Byrne lo dibujó de adulto, pero no sé a qué decisión habrá llegado él sobre su apariencia.

      Delete
  4. Buenas, Arion.

    No puedo hablar de Ultimate 4F porque no lo he leído. Me ha gustado mucho la etapa de Hickman en 4F y Future Foundation. La trama quizás está algo estirada pero leída entera de seguido, me ha tenido pegado al tebeo como un tonto.

    También "devoré" Severed. Un gran dibujo, una trama absorbente y un gran final. Quedaría muy chula si la adaptan al cine y sin tener que cambiar nada de la historia original.

    Saludos!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. De Future Foundation solamente leí el primer número, que me pareció bastante prometedor.

      Severed a mí también me encantó, era un placer reseñarlo número a número, mes a mes.

      Delete