October 12, 2015

El otro Necronomicón - Antonio Segura & Jaime Brocal

Writers like Edgar Allan Poe and H. P. Lovecraft continue to inspire many comic adaptations, not only in the US but also in Europe and the rest of the world. Lovecraft, in particular, seems to be the epitome of horror and a major figure that paves the way for those who want to delve into this genre.

For over 20 years, Antonio Segura Cervera and Jaime Brocal Remohí, the best comic book authors from Valencia, decided to create a very special series titled “The other Necronomicon”, an obvious reference to the sinister and always elusive book often mentioned in the works of Lovecraft.

Initially, the tandem Brocal-Segura keep up the suspense and the shocking outcomes in standalone episodes, set in the late 19th century. In fact, even Lovecraft makes an appearance in one of these short stories; away from Providence, the novelist is tracking down an ancient book, a rarity that is preceded by strange legends. Anyone who owns such volume will be forever doomed. Lovecraft, of course, does not believe in such superstitions, and finds the owners of this arcane volume: a group of deformed individuals who perform at the local circus, as part of the Freak Show. Lovecraft is not impressed by the horrific features of this men and women, but after spending the evening with them, he ends up discovering their secret. The owner of the cursed book has been transformed into one of the oldest and primordial creatures, and when this monstrosity is finally released it devours everyone. Lovecraft barely manages to escape.


One of the most interesting elements of “The Other Necronomicon” is the way in which its creators introduce metafiction in the plot. A century after the death of Lovecraft, the other Necronomicon falls into the hands of Alberto Breccia, renowned artist from Argentina. In fact, Breccia himself gives the book to his friends Segura and Brocal as a gift, warning them about the pages of this ancient manuscript, which terrified even Lovecraft himself with "events that he dared not write about [...] abominations that no even him would dare to disclose".
H.P. Lovecraft
Excited at such a proposal, the editor of Creepy's Spanish edition, Josep Toutain, gives carte blanche to the creative team from Valencia to do a comic book about all this. Thus, the standalone episodes are complemented with stories that combine fantasy and reality. This is how the men in black (as drawn by Breccia in “Mort Cinder”, in the 60s), appear first in fiction, and then in the "real" life of Antonio Segura and Jaime Brocal; they both become protagonists of their own story (even Toutain has a supporting role here). The ominous presence of the men in black is frightening, but as Segura and Brocal keep telling stories about the other Necronomicon, the supernatural occurrences start invading their lives. Finally, besieged by dark forces and evil entities, Segura and Brocal decide to quit, refusing to continue with this project.
Josep Toutain, Antonio Segura & Jaime Brocal

Nonetheless, they leave behind a fine selection of extraordinary and shocking stories: the chronicle of an asylum in which the old men organize pagan rites to invoke the primordial beings described by Lovecraft; the transformation of men into beasts due to a demonic melody transcribed in the corpse of a man with stitched lips and severed hands; a perfume expert who uses ingredients suggested in some ancient scrolls, creating a hellish smell able to transform the most peaceful man into the wildest animal; and so on.

The epilogue is a nod to the reader. Breccia himself, in his native Argentina, dismayed by what has happened to his Spanish colleagues, is harassed by a girl of angelic features and a wicked smile. The girl takes him to a bar for blind people, and promises him eternal youth in exchange for the Necronomicon. The sex scene between a rejuvenated Breccia and an inhuman female creature amidst the blind men is worthy of praise.

Antonio Segura was one of the best Spanish writers of the 80s. Segura was lucky enough to work with the most talented artists and Brocal is one of them. With a great understanding of black and white, the artist comes up with eerie and spooky images. At the same time, he is able to pay homage to Breccia's artistic style. The violent scenes are particularly shocking, and the visual rhythm is intense. Certainly, “The other Necronomicon” is one of the greatest horror stories ever produced in Spain.
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________

Autores como Edgar Allan Poe y H.P. Lovecraft han inspirado infinidad de adaptaciones al cómic, no solamente en Estados Unidos sino también en Europa y en el resto del mundo. Lovecraft en particular parece ser el santo grial de la literatura de terror y el maestro al que debe rendirse homenaje, sobre todo por aquellos que aspiren a hacerse un sitial en este concurrido género.
nightmare or reality? / ¿pesadilla o realidad?

Hace ya más de 20 años, Antonio Segura Cervera y Jaime Brocal Remohí, máximos exponentes del panorama comiquero de Valencia, decidieron crear una muy particular serie titulada “El otro Necronomicón”, en obvia alusión al siniestro y siempre elusivo libro a menudo mencionado en la obra de Lovecraft. 

Al inicio, el tándem Segura-Brocal garantiza el suspenso y la sorpresa a través de historias auto-conclusivas, breves pero muy contundentes, ambientadas a fines del siglo XIX. De hecho, el mismo Lovecraft hace acto de aparición en uno de estos relatos; lejos de Providence, el novelista rastrea un libro antiquísimo, una rareza que viene precedida de extrañas leyendas. Todo aquel que posea ese volumen, estará condenado para siempre. Lovecraft, desde luego, no cree en semejantes supersticiones, y encuentra a los propietarios más recientes del aciago volumen: un grupo de individuos deformes, que se ganan la vida en un circo de “Freak Shows”. Lovecraft no se impresiona ante las horrorosas facciones de este grupo de miserables, pero al pasar la velada con ellos, termina descubriendo el secreto que ocultan. El propietario del libro maldito se había estado transformando, poco a poco, en una criatura primordial, más antigua que la raza humana, y esa monstruosidad finalmente se libera y devora a todos los que lo rodean. Lovecraft a duras penas logra escapar. 
One of Brocal's most shocking scenes / una de las escenas más impactantes de Brocal

Uno de los elementos más interesantes de “El otro Necronomicón” es la forma en la que sus creadores recurren a la metaficción. Porque el otro Necronomicón, un siglo después de la muerte de Lovecraft, cae en las manos de Alberto Breccia, reconocido artista argentino. De hecho, es el mismo Breccia quien obsequia el tomo maldito a sus amigos Segura y Brocal, advirtiéndoles que las páginas de ese vetusto manuscrito espantaron al mismísimo Lovecraft con “hechos que no se atrevió a novelar […] abominaciones que ni él se atrevió a divulgar”. 

Entusiasmado ante semejante propuesta, el editor de la edición española de “Creepy”, Josep Toutain, les da carta blanca a la dupla valenciana para que conviertan los horrores del libro en un cómic. De esta forma, los episodios auto-conclusivos se van alternando con relatos que mezclan magistralmente fantasía y realidad. Así, los hombres de negro (tal como los dibuja Breccia en “Mort Cinder”, en los 60s), aparecen primero en la ficción, y luego en la vida de Antonio Segura y Jaime Brocal; ambos se convierten, paulatinamente, en protagonistas de su propio relato (incluso Toutain tiene desempeña un papel secundario). La ominosa presencia de los hombres de negro es ya de por sí aterradora, pero conforme Segura y Brocal siguen narrando historias del otro Necronomicón, lo sobrenatural empieza a imponerse en sus vidas. Finalmente, asediados por las fuerzas oscuras y por la maldad en estado puro, Segura y Brocal renuncian y se niegan a seguir con este proyecto.
Alberto Breccia

En el camino, no obstante, dejan una selección de extraordinarias y espeluznantes historias: la crónica de un asilo en el que los ancianos organizan ritos arcanos para invocar a los seres primordiales descritos por Lovecraft; la transformación de hombres en bestias a causa de las notas de una melodía demoníaca transcrita en un cadáver con los labios cosidos y las manos cercenadas; el especialista en perfumes que al utilizar las recetas de unos arcanos pergaminos, crea un aromo propio del infierno, capaz de transmutar al individuo más pacífico en el más sanguinario salvaje; y así sucesivamente.   

El epílogo, sin duda, es un guiño al lector. El propio Breccia, en su Argentina natal, consternado por lo que le ha ocurrido a sus colegas españoles, es a su vez acosado por una muchacha de rostro angelical y sonrisa perversa. Una chica que lo lleva a un bar para ciegos, y le promete la juventud eterna a cambio del otro Necronomicón. La escena de sexo entre un rejuvenecido Breccia y la inhumana criatura con forma de hembra en medio del bar de ciegos es, simplemente, de antología.

Como ya he señalado antes, Antonio Segura fue uno de los mejores guionistas españoles de la época del boom del cómic adulto. Segura tuvo la suerte de trabajar siempre con los artistas más talentosos, y Brocal es uno de ellos. Con un gran manejo de la tinta china, el blanco y negro adquiere, en manos de este artista, un acento sobrecogedor y tenebroso. Al mismo tiempo, Brocal es capaz de homenajear, cuando hace falta, el estilo de maestros como Breccia. Las escenas violentas son especialmente impactantes, y el ritmo narrativo y visual es insuperable. Sin duda, “El otro Necronomicón” es una de las grandes historias de terror del cómic español.

6 comments:

  1. Arion,

    pues no, no conocía a fondo esta obra solo de referencias y me ha parecido muy interesante. Gracias por la pista. Gran reseña.
    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Tristan, muchas gracias por darte una vuelta por el blog, y por tus palabras.
      En los últimos meses he estado reseñando muchos de los cómics que se publicaron en los 80s y 90s en España.

      Delete
  2. Me ocurre como a Tristan, por un motivo u otro nunca me hice con esta obra. Interesante reseña. Desconocía además el guiño a Breccia.

    Saludos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Hola! Como siempre, es una alegría ver comentarios tuyos. Yo la leí por primera vez en los cómics de Creepy, pero parece que no es una obra tan conocida de Segura. Igual que creo que ni siquiera hay reediciones, solamente está el tomo recopilatorio que sacó Toutain hace casi 30 años.

      Delete
  3. No había podido visitar tu blog (he tenido el ordenador en semirelax forzoso) y me ha encantado. Además de asombrarme por el trabajo que implica hacer los comentarios en dos idiomas ¡demasié!

    Por supuesto, tenéis razón en vuestros comentarios, este es uno de los trabajos menos conocidos de Segura, quizás porque trabajos posteriores tuvieron mucha repercusión y eclipsaron este y otros. Además, Brocal Remohí no es un dibujante al que se recuerde como merece.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Emilio, gracias por tus palabras, siempre es un gusto poder conversar con otro conocedor del cómic europeo. Espero verte por aquí más a menudo.

      Saludos.

      Delete