February 27, 2013

The Manhattan Projects - Jonathan Hickman & Nick Pitarra


In the 40s, president Franklin Delano Roosevelt authorized the “Manhattan Project”, an ultra-secret government initiative that had one goal: the invention and eventual deployment of the first nuclear bomb. Writer Jonathan Hickman expands this premise by asking himself one very interesting question: what if instead of one project (the atomic bomb) there were many other top secret projects being developed simultaneously?

And that is how “The Manhattan Projects” -note the plural- begins, deeply entrenched in conspiracy theories and revolutionary science. Of course, Hickman’s imagination surpasses the limits of historical correctness, but that’s alright, because this isn’t a documentary but rather a thought-provoking and beguiling work of fiction.

In real life, Doctor J. Robert Oppenheimer was in charge of the scientific aspects of the Manhattan Project. In Hickman’s new series, Oppenheimer is a rather psychotic scientist with a multiple personality disorder; although quite fond of cannibalism, he’s not the only crazy scientist here. Albert Einstein has been caged for so long in government facilities that he no longer communicates with his peers, and his dependence on whisky has increased considerably. Feynman, on the other hand, is presented like an egocentric, narcissistic and conniving man. 

It doesn’t matter if Hickman is changing the history and turning some of the most respected geniuses of the 20th century into a motley crew of misfits. What matters is that, somehow, we feel transported to a world that could have been, to a reality in which Oppenheimer, Einstein and Feynman are forced to work together. And having so many geniuses in the same room can only produce the wildest inventions ever. 

As the first trials of nuclear devices are carried out in the desert of New Mexico, president Franklin Delano Roosevelt dies and is replaced by freemason Harry Truman. Nevertheless, the body of the president is quickly sent to the laboratories of the Manhattan Project and his consciousness is transferred into a series of recording devices and magnetophonic tapes, and thus the first Artificial Intelligence is born… decades before the computer age.
Oppenheimer in his youth / Oppenheimer en su juventud

Time and time again The Manhattan Projects reminds us of true historical facts while reinventing them constantly, in very imaginative and entertaining ways. This is surely Jonathan Hickman’s most ambitious series to date, and he has succeeded in exploring science fiction beyond the usual zone of comfort of more mainstream writers. He has also recreated the American fear of communism, and it’s clear that the Soviet Union and the Empire of Japan are enemies. But they are the least of their worries, as something menacing arrives from outer space.

I must say I particularly enjoyed the references to past extraterrestrial visits which took place in Roswell and Tunguska (and we also have evidence that scientist Enrico Fermi is an alien disguised as a human being). There’s a violent encounter between Oppenheimer and an insectoid alien, who ends up being devoured by the scientist. Von Braun, one of the most respected Nazi scientists hasn’t finished his interplanetary rocket, so Feynman helps Einstein and together they reactivate an inter-dimensional portal that leads them to the insectoid planet. Only Earth’s brightest intellects can figure out how to destroy an entire alien species in a matter of minutes… and they succeed spectacularly. There are advanced civilizations in countless alien worlds in the Milky Way, and for a group of paranoid and neurotic scientists, they all pose a threat. So it’s great to see the most brilliant minds of the 20th century working together to find a solution for a problem that is as huge as the galaxy. And this is only the beginning. 

Definitely this is one of Image’s best ongoing titles right now and also my favorite Hickman’s work. The artist is Nick Pitarra, who had already worked with the writer in Image’s miniseries “Red Wing”. Nick has exceled in creating a unique look for all the protagonists, and he has found the way to highlight the physical traits of real people (Roosevelt, Einstein, Oppenheimer, Feynman, etc.) without turning them into exact replicas… we can instantly recognize them but we also perceive them through the artist’s sensibility. I detect a certain stylistic similitude with Chris Burnham, and that makes Nick’s art even more appealing to the eye.
________________________________________________________________
________________________________________________________________
Franklin Delano Roosevelt

En los años 40, el presidente Franklin Delano Roosevelt autorizó el "Proyecto Manhattan", una iniciativa ultra-secreta del gobierno con una sola meta: inventar y luego probar la primera bomba nuclear. El escritor Jonathan Hickman expande esta premisa haciéndose a sí mismo una muy interesante pregunta: ¿qué hubiese sucedido si en lugar de un proyecto (la bomba atómica) se hubiesen desarrollado simultáneamente muchos otros proyectos secretos? 

Y este es el inicio de "Los Proyectos Manhattan", enraizados profundamente en teorías conspiratorias y ciencia revolucionaria. Por supuesto, la imaginación de Hickman sobrepasa los límites de la precisión histórica, pero no hay problema, porque esto no es un documental sino un cautivador trabajo de ficción que nos invita a reflexionar.

En la vida real, el doctor J. Robert Oppenheimer estaba a cargo de los aspectos científicos del Proyecto Manhattan. En la nueva serie de Hickman, Oppenheimer es más bien un científico psicótico con un desorden de personalidad múltiple; aunque es muy adepto al canibalismo no es el único científico loco. Albert Einstein ha estado enjaulado por tanto tiempo en las instalaciones del gobierno que ya no se comunica con sus colegas, y su dependencia al whisky ha aumentado considerablemente. Feynman, por otro lado, es presentado como un sujeto taimado, narcisista y egocéntrico.
Einstein drinking whisky in the presence of Feynman /
Einstein tomando whisky en presencia de Feynman

No importa si Hickman está cambiando la historia y convirtiendo a algunos de los más respetados genios del siglo XX en una patrulla de desadaptados. Lo que importa es que, de algún modo, nos sentimos transportados a un mundo que pudo haber sido, a una realidad en la que Oppenheimer, Einstein y Feynman son obligados a trabajar juntos. Y tener a tantos genios en la misma habitación sólo puede dar como resultado los más locos inventos. 

Cuando son realizadas las primeras pruebas con artefactos nucleares en el desierto de Nuevo México, el presidente Franklin Delano Roosevelt muere y es reemplazado por el masón Harry Truman. No obstante, el cuerpo del presidente es rápidamente enviado a los laboratorios del Proyecto Manhattan y su conciencia es transferida a una serie de aparatos de grabación y cintas magnetofónicas, y de este modo nace la primera inteligencia artificial... décadas antes que la primera computadora. 
Destroying an alien world / destruyendo un mundo alienígena

Una y otra vez, "The Manhattan Projects" nos recuerda hechos históricos reales mientras que los reinventa constantemente, de manera muy imaginativa y entretenida. Sin duda, esta es la serie más ambiciosa de Jonathan Hickman y ha tenido éxito en explorar la ciencia ficción más allá de la cómoda zona de escritores más conservadores. También ha recreado el miedo norteamericano hacia el comunismo, y es evidente que la Unión Soviética y el Imperio de Japón son enemigos. Pero ellos son la menor de las preocupaciones, y es que algo amenazador llega desde el espacio exterior.

Debo decir que disfruté en particular con las referencias a visitas extraterrestres pasadas que tuvieron lugar en Roswell y Tunguska (y también tenemos evidencia de que el científico Enrico Fermi es un alien disfrazado de ser humano). Hay un violento encuentro entre Oppenheimer y un alienígena insectoide, que termina siendo devorado por el científico. Von Braun, uno de los científicos nazis más respetados no ha terminado su cohete interplanetario, así que Feynman ayuda a Einstein y juntos reactivan un portal inter-dimensional que los lleva al planeta insectoide. Sólo los más brillantes intelectos de la Tierra pueden idear la forma de destruir a toda una especie alienígena en cuestión de minutos... y tienen un éxito espectacular. Hay civilizaciones avanzadas e incontables mundos en la Vía Láctea, y para un grupo de científicos neuróticos y paranoicos, todos representan una amenaza. Así que es grandioso ver a las mentes más brillantes del siglo XX trabajando al unísono para encontrar una solución a un problema tan gigantesco como la galaxia. Y esto es sólo el comienzo.

Definitivamente, este es uno de los mejores títulos actuales de Image, y también mi obra favorita de Hickman. El artista es Nick Pitarra, quien ya había trabajado con el escritor en la miniserie de Image “Red Wing”. Nick se ha superado a sí mismo creando un diseño único para todos los protagonistas, y ha encontrado la forma de resaltar los rasgos físicos de personas reales (Roosevelt, Einstein, Oppenheimer, Feynman, etc.) sin convertirlos en réplicas exactas... podemos reconocerlos instantáneamente pero también los percibimos a través de la sensibilidad del artista. Detecto una cierta similitud estilística con Chris Burnham, y eso hace que el arte de Nick sea incluso más atractivo para la vista.

10 comments:

  1. Great review Arion.

    I'm not a fan of Hickman's work, at all, but this book as been getting so many good reviews, your's is no exception. Maybe I should just get this one when it comes in out in trade.

    Aliens, the 40s mad science, secret projects and more. Whats there not to love?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hi Rui, I must admit that I have read other Hickman works and I couldn't find anything special about them. Luckily, that's not the case here, Hickman has written a great first volume. This trade is already out, and I'm sure you'll find it in Amazon.

      Delete
    2. Thanks for the heads up. Going to get it in the next order then.

      Delete
  2. Definitiva mente una de las mejores series de Image (salvo las portadas) todo en este titulo me esta encantando

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estamos de acuerdo. Las portadas además de ser horrorosas parecen haber sido diseñadas especialmente para espantar a posibles lectores. Cada vez que alguien ve una de estas portadas inmediatamente pierde interés en The Manhattan Projects. Se supone que las portadas deberían llamar la atención y tener un valor estético en sí mismas, lamentablemente este no es el caso aquí. Aunque creo que las de "Red Mass for Mars", también de Hickman, eran incluso peores: un fondo negro con el título de la colección, el número y el precio, y punto. El colmo de la falta de imaginación visual.

      Delete
    2. Yo también iba a mencionar el tema de la portadas, definitivamente no guardan nada de relación con el arte interior y de hecho que pueden desanimar a bastante gente. Convencional no es necesariamente sinónimo de ''malo'', ni original necesariamente sinónimo de ''bueno'', y lo del diseño de portadas de esta serie es algo arriesgado. Vamos, diciéndolo a secas: son feas portadas y punto, feas y sosas.

      Sin embargo por tu reseña y algún par de previews que he leído de algunos números, parece que la serie está bastante divertida. Definitivamente le daría un chance, de no estar ya con el presupuesto bastante ajustado. Simplemente ya no entra nada más en mi ''pull list''. ¡Saludos!

      Delete
    3. Estas portadas estarían bien para cierto tipo de libros o para la caja de un cd de música, pero para el cómic simplemente no funcionan. Y peores eran las de Red Mass for Mars.

      A mí me enviaron este volumen de regalo, y me alegra haber podido leerlo.

      Delete
  3. Me atrapan las historias así, lo que "pudo haber sido". Últimamente, no sé por qué, me estoy encontrando con varias historias de universos paralelos, que según hasta donde sé, no han sido descartados por la Física.

    ¿Los venden en Lima? ¿Hay versión digital?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Edch:

      En la página PIRATE BAY encuentras casi todos los cómics que salen en USA, los suben con buen calidad de scaneo el mismo día de su salida al mercado. Completamente gratis y es una página bien segura (no vota virus ni nada, pese a que hay algunos antivirus ''exagerados'' que te cierran la página por ''contenido peligroso''). Acá están todos los números de MANHATTAN PROJECTS hasta el #9

      http://thepiratebay.se/search/manhattan%20projects/0/99/0

      Yo la verdad no suelo leer en digital (soy un amante ya incurable del formato físico), lo hago muy rara vez cuando quiero cotejar algún número que no tengo a mano. Pero ciertamente me ha sorprendido todo lo que se encuentra en PIRATE BAY y la calidad de las imágenes.

      Delete