July 8, 2016

Névé - Dieter & Lepage

When I began writing and drawing my own comics, I developed a ‘critical’ eye so to speak; it is no coincidence that this blog and my first comics appeared pretty much at the same time. Drawing has allowed me to understand the real difficulties that every artist (regardless of his age or nationality) must face. Now good art completely captures my attention. And after browsing some pages of Névé I immediately fell in love with the exquisite artwork of Emmanuel Lepage.

In 2010 Glénat published a deluxe hardcover edition that included the five albums of Névé, written by Dieter and illustrated by Lepage. Each album represents a key moment in the life of Névé, a French teenager; but there is also a particular color that represents different aspects of his personality.

“Bleu Regard” (“Blue Gaze”) was originally published in September 1991. In this album, Névé witnesses the death of his father, an arrogant alpinist determined to climb the peak of the Aconcagua, in Argentina. “This expedition is only the beginning of a painful and steep ascent into adulthood”. Indeed, Névé will never be able to forget this traumatic event.

Emmanuel Lepage’s art is gorgeously vibrant, with moments of majestic calmness; the characters jump, hike and climb dynamically, but at the same time they stand still admiring the beauty of the snowy mountain. In the hands of Lepage, peace and conflict, inaction and movement, warmth and coldness, are no longer contradictory but rather complementary concepts.

The wonderful colors are provided by Marie-Paule Alluard, who understands perfectly how to make these natural scenes stand out even more with the application of a soft hue or a sober pigment. Instead of Flaubert’s 'mot juste'. What we see here is exemplary penciling, inking and coloring, and such combination should be denominated as 'image juste'. Obviously, in this chapter blue prevails, with its poetic allusions (let’s remember Charles Baudelaire’s passion for L'azur), Lepage’s illustrations are like pure and unbridled poetry, and the way the color unfolds before us has a semantic meaning; after all, blue is a synonym for sadness, a prelude to depression.
Aconcagua, Argentina

“Soley Vert” (“Green Sun”) was published in September, 1992. Névé is still coming to terms with the death of his father. He’s not the enthusiastic boy we saw in the first chapter; now he is a brooding, melancholic and bad-tempered teenager. His cousin Laurent is his legal guardian, but his own inexperience and immaturity intensify the conflict with Névé. Interested in ethnography, Névé visits the island of Saint Denis; there he finds poverty and misery, and as a French citizen he’s rebuffed by the locals.

Despite economic hardship, the island is a green paradise. There are plants and forests everywhere. It’s all green, at least as far as the eye can see. But the title refers mainly to a strange luminous effect during sunset. Lepage art is breathtakingly beautiful, especially in the ‘green sunset’ scene or during the storm sequence.

In December 1994, “Passion Rouge” (“Red Passion”) was released. The protagonist is still a shy kid but tries to embrace the possibility of friendship. Névé meets Emily, an attractive although mysterious Irish girl. The fragility of first love, in a way, mirrors Emily’s home: an ancient monastery in ruins. Lepage certainly highlights the architectural beauty of the place.
climbing is like flying? / ¿escalar es como volar?

In this chapter, Lepage’s hyper-realistic style is complemented by a more impressionistic approach: the paintings done by Emily's stepfather. However, Névé well uncover a terrible secret: the model in the paintings is always the same: Emily; and she is in different but very provocative poses. The old painter had been sexually abusing Emily for several years, while the mother pretended that there was nothing going on. Frightened, Névé intends to return home, but he is easily seduced by Emily. As a consequence, the boy has his first sexual experience. Lepage offers truly moving images, and also conveys all the power of eroticism in this grim story. In the end, the stepfather is stabbed by the mother, and Emily decides never to talk again with Névé.

“Blanc Népal” (“White Nepal”) was released in January 1996. Névé and her aunt Marlène travel to Nepal, to an ashram, a kind of sect made up by a lot of European men and women desperate to learn the wisdom of Buddha and to have a life of tranquility, in a rural setting, devoid of luxuries and material goods. Marlène still feels responsible for the death of Névé’s father; after all, she was the only survivor of that expedition. Now she is easy prey to the manipulations of this group of people. Névé tries to protect her, but his clumsiness and impatience prevent him from succeeding.
Névé
White is the main color in this chapter; at times, Lepage uses an opaque white that seems to symbolize the end of innocence; on other occasions, however, white is simply the Asian color for mourning. The central point here was the painful reconciliation with the past. While Marlène listens carefully to the “wise” men and their worthless philosophy, Névé reads “Demian”, by Herman Hesse. The strange final kiss between the two boys, at the end of Hesse’s novel, stirs something in Névé. The French teen befriends a Nepalese young man, and they spend a lot of time together.
Saint Denis
“Désirs Noirs” (“Black Desires”), published in May 1997, is the darkest period in Névé’s life. Névé is about to turn 20, and he’s forced to work in a boring travel agency. He rejects constantly the girls who approach him. It is a time of crisis for Névé, and that's why he decides to return to alpinism. Climbing a mountain with a group of strangers may look like a peculiar therapy, but the truth is that this activity allows Névé to reconnect with his true self.
about to jump / apunto de saltar

On the mountain, Névé meets Alexandre. Both recite the poem “Mon rêve familier” by Paul Verlaine (who scandalized the 19th century society due to his forbidden romance with the underage Arthur Rimbaud). There is the feeling of a forbidden passion in the way that Névé looks at Alexandre. They hug in the shadows, they touch and kiss each other, and then they turn away ashamed.

Even more than in previous chapters, black lines prevail; most of the scenery is dimly lit, and there are many nocturnal sequences. For Névé, being heartbroken is like being lost in the shadows. Finally, after much consideration, he manages to stand up and confess his love for Alexandre. Finally, becoming an adult means stop worrying about what others think of him, while admitting his true desire.

Névé is an excellent graphic novel, and a fine example of what the French bande dessinée can accomplish. It is also a stunning work of art, a thorough study of the relationship between human beings and their environment, a special journey that celebrates the vicissitudes and conflicts of adolescence, and the dramas of early youth. In essence, it is an essential work for those who love the 9th art.
________________________________________________________________________________________________
________________________________________________________________________________________________

Desde hace ya varios años o, más concretamente, desde que empecé a escribir y dibujar mis propios cómics, tengo una actitud crítica hacia el noveno arte que, quizás, antes no era tan evidente. No es coincidencia que este blog y mis primeros cómics hayan visto la luz del día más o menos en las mismas fechas. Dibujar me ha permitido entender, íntimamente, las verdaderas dificultades a las que se enfrenta todo artista, de cualquier nacionalidad o época. Es por eso que hoy, cada vez más a menudo, el buen arte captura por completo mi atención. Y tras haber ojeado de pura casualidad algunas páginas de Névé quedé inmediatamente cautivado por el exquisito trazo de Emmanuel Lepage.
Emily's home / el hogar de Emily
En el 2010 la editorial Glénat publicó un lujoso volumen integral en tapa dura que recopilaba los cinco álbumes de la extraordinaria serie de Névé, creada por el guionista Dieter e ilustrada por Lepage. Cada álbum representa un momento clave en la vida del adolescente Névé, pero también un color en particular que identifica una característica esencial de su personalidad. 
Love is fragil / el amor es frágil

“Bleu regard” (“Mirada azul”), se publicó originalmente en setiembre de 1991. Névé, apenas un chiquillo, presencia la muerte de su padre, un curtido alpinista que, presa del orgullo y la soberbia, decide a toda costa escalar la cima del Aconcagua, en Argentina. “Esta expedición no es más que el principio de una dolorosa y empinada ascensión hacia la vida adulta”. En efecto, el traumático evento marcará para siempre la vida de Névé.

Las páginas de Emmanuel Lepage son, simultáneamente, un estallido pictórico y también un momento de calma majestuosa; los personajes saltan, trepan y escalan con un enorme dinamismo, pero al mismo tiempo, también quedan inmóviles frente al hermoso espectáculo de la montaña nevada. Paz y conflicto, inacción y movimiento, calor humano y frialdad climática, se convierten más en aspectos complementarios que en ideas contradictorias gracias al excelente pincel de Lepage. 

Los maravillosos colores son proporcionados por Marie-Paule Alluard, quien entiende a la perfección cómo lograr que estos escenarios naturales destaquen aún más con la aplicación justa de un cierto matiz o una suave tonalidad. Más que el ‘mot juste’ del que hablaba Flaubert, aquí hay una línea ideal y un color ejemplar, que se conjugan magistralmente para crear la ‘image juste’. Obviamente, en este capítulo impera el azul, en su vertiente poética (recordemos la pasión de Charles Baudelaire por L'azur), y es que realmente Lepage hace poesía visual, pura y desenfrenada pero también el color se despliega ante nosotros con una carga semántica más grave: el azul como sinónimo de la tristeza, como antesala de la depresión.

Un año después, en setiembre de 1992, se publicó “Vert Solèy” (“Sol verde”). Névé todavía está procesando la muerte de su padre. Ha desaparecido el chiquillo entusiasta del primer capítulo y ahora sólo queda el adolescente meditabundo, melancólico y a veces simplemente malgeniado. Su primo Laurent ha asumido el rol de tutor legalmente, pero su propia inexperiencia e inmadurez acentúan el conflicto con Névé. Con un afán etnográfico, Névé recorre las inmediaciones de la isla de Saint Denis. Lo que encuentra es pobreza y miseria, y un cierto resentimiento de los lugareños hacia los franceses. 
Névé's first sexual experience / la primera experiencia sexual de Névé
A pesar de las carencias económicas, la isla es un paraíso verde. Hay bosques por doquier, y plantas en todas partes. El verde está sumamente presente. Pero el título hace referencia sobre todo a un extraño efecto de la luz que se produce durante el atardecer estival. El arte de Lepage es de una belleza sobrecogedora, basta ver la representación de la tormenta que azota la isla para convencernos del enorme talento de este artista francés. 
Nepal

En diciembre de 1994, aparece “Rouge passion” (“Rojo pasión”). Los autores nos descubren a un protagonista a veces avasallado por el pudor, pero también seducido por promesa de la amistad. Névé conoce a Emily, una chica irlandesa que lo deja profundamente impresionado. La fragilidad del primer amor es magistralmente representada por Lepage mediante diversos detalles, por ejemplo, el hogar de Emily es una antigua abadía en ruinas. El recinto tiene una belleza arquitectónica inigualable, que Lepage nos transmite intensamente, pero también tiene un aura a decadencia y a podredumbre. 

En este capítulo, el estilo hiperrealista de Lepage le da la bienvenida a algunas intervenciones pictóricas de primer nivel: los cuadros que el padrastro de Emily pinta a escondidas. Sin embargo, cuando Névé inspecciona los cuadros a escondidas desentraña un terrible secreto: la modelo es siempre la misma, Emily, en todo tipo de poses provocativas. El viejo pintor había estado abusando sexualmente de Emily por varios años, y la madre se hacía de la vista gorda. Asustado, Névé pretende regresar a su casa, pero es fácilmente seducido por Emily, y es así como el adolescente tiene su primera experiencia sexual. Lepage nos ofrece imágenes realmente conmovedoras, y también convoca todo el poder del erotismo en este relato sombrío. Al final, el padrastro es acuchillado por la madre, Emily decide recluirse, rechazando a Névé. 

“Blanc Népal” (“Blanco Nepal”) es publicado en enero de 1996. Névé y su tía Marlène viajan a Nepal, a un ashram, una especie de secta compuesta por un montón de europeos desesperados por aprender la sabiduría de buda y por llevar una vida sosegada, campestre, desprovista de lujos y bienes materiales. Marlène todavía se siente responsable por la muerte del padre de Névé, al fin y al cabo, ella apenas logró sobrevivir en aquel fatídico viaje. Y ella es presa fácil de las manipulaciones de este grupo de personas. Névé intenta protegerla, pero su torpeza adolescente y su impaciencia le juegan una mala pasada. 
Névé and his new friend / Névé y su nuevo amigo

El blanco es el color central en este capítulo; por momentos, Lepage utiliza un blanco crepuscular que pareciera hacer referencia al fin de la inocencia; en otras ocasiones, no obstante, el blanco denota el luto oriental. Para los autores, el eje temático de este álbum era la dolorosa reconciliación con el pasado. Mientras Marlène escucha con atención a los supuestos sabios que hacen gala de su asertividad, Névé se dedica a leer Demian de Herman Hesse. El extraño beso final entre el joven protagonista y su amigo, el mismo que pone fin a la novela, causará en Névé un efecto inesperado. El muchacho francés se hace muy amigo de un joven nepalés, y cada vez pasan más tiempo juntos. 

“Noirs Désirs” (“Negros deseos”), con fecha de mayo de 1997, es la etapa más oscura en la vida de Névé. A los 20 años, Névé se ve forzado a trabajar en una aburrida agencia de turismo, y constantemente se aleja de las chicas que demuestran interés en él. Es un momento de crisis para Névé, y es por eso que decide regresar al alpinismo. Escalar una montaña con un grupo de desconocidos puede parecer una peculiar terapia, pero lo cierto es que esta actividad, practicada por Névé desde niño, le permite reconectarse con su verdadero yo. 

Es en este escenario en el que Névé conoce a Alexandre. Ambos recitan de memoria el poema “Mon rêve familier” de Paul Verlaine, quien escandalizó a la sociedad francesa decimonónica debido a su romance prohibido con el joven Arthur Rimbaud. Hay algo de prohibido en el primer intento de acercamiento entre Névé y Alexandre. Ambos se abrazan en la penumbra, se tocan, se besan, y luego se alejan avergonzados. 
Névé & Alexandre
Incluso más que en capítulos anteriores, Lepage hace prevalecer la tinta negra, los escenarios escasamente iluminados, la noche. Para el mismo Névé, la desilusión amorosa es como estar sumido en las sombras. Por fin, luego de mucha reflexión, logra ponerse en pie y confesar su amor por Alexandre. Para él, finalmente, ser adulto significa dejar de preocuparse por lo que los demás piensan de él, y admitir su verdadero deseo.

Névé es una excelente novela gráfica, y prueba irrefutable de que la bande dessinée francesa sigue estando más viva que nunca. Es también una obra de arte deslumbrante, un estudio concienzudo de la relación entre el ser humano y su entorno, una travesía especial que celebra las vicisitudes y los conflictos de la adolescencia, pero también los dramas propios de la juventud temprana. En esencia, se trata de una obra imprescindible para todos los amantes del noveno arte.

2 comments:

  1. Oh... Tengo la vaga impresión de haber leido algo sobre este comic. Alguna reseña tal vez... Pero no lo he leído.
    Suena interesante la historia y el arte se ve genial.
    De dónde sacas tantos comics tan oscuros/interesantes?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Alex, para mí Lepage ha sido uno de mis mejores y más recientes descubrimientos. En este caso en particular, saqué el tomo de la biblioteca de Alianza Francesa (aquí en Lima). Me invitaron a hacer unas charlas sobre cómics y al pasarme por la sección de cómics de la biblioteca me llamó la atención este cómic. Me lo llevé a mi casa y lo leí en un día.

      Delete